Galletas rusticas de manzana y avena

dulces Galletas

Hacer galletas es divertido y una manera buena de tener un desayuno o una buena merienda o para picar algo; aunque el mejor desayuno sea una tostada con aceite de oliva y después una o dos galletas.

Las galletas de avena y manzana tiene todo lo bueno de la avena y la manzana y ayuda a cuidar la salud aparte de estar muy buenas, quita el colesterol malo, ayuda a adelgazar, es bueno para la digestión...

¿Porqué rusticas? porque se preparan como se preparaban antiguamente las galletas, como las haría la abuela (avoa en galego) Mamachón, sin moldes, sin formas concretas. Se forma una bola con la mano y al ponerla en la bandeja del horno se aplasta un poco y cuando coge el calor del horno forma una galleta aparentemente seca pero jugosa en su interior, crujiente y deliciosa.

Ingredientes

  • 130 gr. de mantequilla blanda
  • 160 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo entero
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo o una vaina de vainilla
  • 190 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato o medio sobre de levadura
  • 2 manzanas
  • 60 gr de avena en copos

Preparación

Batimos la mantequilla y el azúcar a mano o mejor con una batidora para que la mezcla quede cremosa, echamos el huevo y la vainilla y batimos un poco mas

Mezclamos la harina con la canela y el bicarbonato (o levadura), la sal y la canela y aparte mezclamos la mantequilla con el azúcar, el huevo y la vainilla. Lo mezclamos todo y reservamos a mano o con batidora.

Pelamos las manzanas y las rallamos sobre un plato o un cuenco añadimos a la masa unos 70 gr de manzana y los copos de avena y lo mezclamos todo a mano y vemos como la masa se pone un poco húmeda.  Calentamos el horno a 170º; ponemos en la bandeja papel para el horno, así no se nos pega y ponemos encima porciones (como albondigas) de masa después de moldearlas con la mano y aplastamos un poco, dejando espacio porque al calentarse crecen.

Se hornean unos 15 o 20 minutos, pero si se quiere mas duras o crujientes se dejan un poco más pero cada horno es diferente y hay que tener cuidado que no se quemen.

Se sacan y se dejan enfriar a la intemperie; se conservan bien en un tarro con tapa o en una caja de metal.


Older Post Newer Post


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published